El esquí nórdico aprovecha las buena temporada reiterar al Gobierno que quiere cañones

El esquí nórdico aprovecha las buena temporada reiterar al Gobierno que quiere cañones
Marzo 17 08:19 2017 Imprimir este artículo

Sin duda el 2017 es  uno de los mejores años para el esquí de fondo de las últimas décadas en La Cerdanya. Cuando todavía quedan unas semanas de vacaciones -todos los responsables de los campos de nieve intentarán alargar lo máximo posible-, las cifras de usuarios de las estaciones ya ha superado el 60% las del año pasado. Este porcentaje sitúa el número de esquiadores a las siete estaciones de fondo del Pirineo catalán hasta el día 1 de marzo en el entorno de los 55.500, una cifra inimaginable en algunos de los últimos inviernos, cuando muchas estaciones ni siquiera han podido abrir.

Esta buena marcha del negocio ha sido absolutamente condicionada por el año excelente en cuanto a nevadas. En este sentido, los temporales han caído de manera generosa y espaciada en el tiempo. Por ejemplo, el último fin de semana, cuando ya hacía casi un mes del dar-rer episodio de grandes temporales, una nevada oportuna dejó a las pistas unos espesores y una calidad de la nieve óptimos.

En este contexto, la Mancomunidad de Municipios para la Promoción del Esquí Nórdico ha dirigido a la Generalitat para que haga una apuesta decidida por este sector, de manera que pueda mantener los aficionados conseguidos este año con una apertura continuada gracias a los cañones de nieve artificial, tal como hacen las estaciones de esquí alpino.

El alcalde de la Sede y presidente de la Mancomunidad Todo Nórdico, Albert Batalla, remarcó el Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, y el de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, un apoyo explícito de cara a las próximas campañas para aumentar las inversiones en nieve producida, los accesos a las estaciones y las infraestructuras básicas. Los tres líderes políticos se encontraron el fin de semana en una reunión en la estación de Boí Taüll a la que también asistieron la delegada el Gobierno de la Generalitat en el Alt Pirineu y Aran, Maria Rosa Amorós, el secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, y el director de Políticas de Montaña, Albert Alins.

Fuentes de Todo Nórdico han remarcado que la reunión ha servido para poner de relieve la importancia del esquí nórdico en las comarcas de montaña, así como para poner sobre la mesa temas importantes para el sector como las infraestructuras viarias de acceso a las estaciones de esquí, las tramitaciones de permisos y también proyectos de promoción que ayuden a aumentar el número de visitantes.

  Categories:
Ver más artículos

Sobre el artículo Autor

Cerdanya Online
Cerdanya Online

Ver más artículos